martes, 14 de mayo de 2013

Envite del Diablo


Buscaba como inspiración la figura de un sátiro juguetón, finalmente me he decantado por construir un demonio con piel de serpiente apareciendo entre llamas. El fondo es la puerta de un ascensor como contraste moderno a la figura tradicional del Diablo cornudo y con rabo, podría ser el pasillo de un Casino o de un hotel. Haced click en cualquier de las imágenes a continuación para acceder a la original en HD en Flickr.
Este nuevo modelo se llama Thierry Port y es Francés como Boris. Me pareció que su perfil era perfecto para encarnar al Diablo ya que quería darle un toque malicioso, que no terrorífico. Él no es muy alto y tiene unos rasgos muy juveniles pese a sus 21 años, así que le queda perfecto los tonos puros y claros que le he dado a esta versión del demonio.

Me pareció apropiado romper la simetría con los detalles de sus protuberancias y ascuas internas del cuerpo. Pero lo que más causa este efecto asimétrico es la joya colgando de los pequeños cuernos que rodean su cuello, muy similares al personaje Zetsu de Masashi Kishimoto y el rabo parecido al del demonio Berial de Devil May Cry 3.

Para darle el toque ladino a Thierry, le fotografié con ambas mitades de una baraja en sendas manos y posteriormente hice que se las pasase de una a otra. Tenía en mente la escena de el Diablo apareciendo repentinamente entre llamas delante de alguna persona acomodada (de ahí el fondo del ascensor moderno) ofreciéndole apostar su alma en una partida de póker.

Para darle un aspecto más feroz le he alargado las uñas hasta formar garras y le he incrustado terminaciones puntiagudas en diferentes partes de su cuerpo junto a la textura reptiliana de una serpiente mientras se resquebraja consumida por las llamas. Además, quería darle una imagen seductora y masculina, el pose tenía la intención de marcar los abdominales oblicuos, los cuales he alargado hasta el pubis y he rematado en el bulto de la entrepierna al estilo de un maniquí.


Aquí podéis apreciar los pasos que he seguido en Photoshop en la animación Gif. Se ve la original de Thierry posando en ropa interior y progresivamente se le van añadiendo las capas superpuestas de texturas y llamas. Se puede ver como le cambio ligeramente la expresión para acentuar el gesto pícaro, le borro pezones y genitales para alisar toda la figura y lo coloreo de blanco con sombras azuladas. Un último detalle es el marcador del ascensor, como un símbolo del infierno.




Espero que os haya gustado mi trabajo, siguiéndome en mi Página de Facebook podéis tener las alertas de las publicaciones y pasos previos en la realización.



Follow if you liked it: Entre la Idea y el Milagro


Contenidos originales, por Juan Manuel Molleví
Comparte siempre indicando la autoría.